Seguridad en las piscinas

evitar accidentes en piscinas

Seguridad en las piscinas

Piscina y verano son sinónimos de juego y diversión para los más pequeños. Durante el verano la piscina es el espacio favorito de los niños, para jugar y disfrutar como en ningún otro. Pero también es un lugar de riesgo y donde un descuido puede ser fatal. Por eso debes seguir una serie de normas de seguridad en las piscinas, para evitar ahogamientos y otro tipo de lesiones.

Consejos para la seguridad de los niños en las piscinas

Cualquier recomendación incluye la vigilancia de un adulto. Pero además, se pueden inculcar ciertos hábitos a los pequeños que ayudarán a velar por su seguridad.

Aprender a nadar, cuanto antes mejor

A partir de los 4 años el niño puede aprender a nadar con un monitor especializado. Puedes apuntarlo a clases de natación infantil o contratar un monitor para varios niños si dispones de piscina particular. Saber nadar aportará seguridad al niño y a los mayores, aunque no debes bajar la vigilancia cuando entren en el agua.

Mientras tanto, manguitos sí o sí

Hasta que aprenda a nadar el niño debe llevar puestos los manguitos o el chaleco mientras esté en el recinto de la piscina. Una caída accidental no será un accidente si el peque está convenientemente protegido.

Los niños se bañan cuando los papás están vigilando

Deben saber que, en ningún caso, pueden entrar en el agua a menos que tú u otro adulto estén cerca y vigilantes. Es la norma de seguridad más importante y los pequeños deben acatarla sin vacilaciones.

Las vallas y las cubiertas no garantizan la seguridad

Las vallas protectoras de los recintos indican la prohibición de entrar al recinto de la piscina sin cumplir las normas. Pero en numerosas ocasiones, especialmente en piscinas públicas, pueden quedarse abiertas en un descuido y tu pequeño colarse dentro. Hemos visto en algunas ocasiones cómo los niños se escabullen por una ventana o por el hueco de una valla. Basta saber que al otro lado hay algo interesante para que pongan en marcha toda su imaginación. Y una piscina es algo muy, muy interesante.

Por otro lado las cubiertas de piscina no están diseñadas para aguantar el peso de una persona, por lo que se pueden convertir en una trampa mortal.

En ambos casos la recomendación sigue siendo que estés muy pendiente de los niños cuando haya una piscina a su alcance.

Protección solar a todas horas

Si vas a la piscina con niños nuestra recomendación es que les apliques protección solar antes de salir de casa. Así estarán listos cuando lleguen y se impacienten por ir al agua cuanto antes. Además debes repetir las aplicaciones cada poco tiempo, especialmente durante las horas centrales del día.

Piscina y seguridad deben ir unidas para que el verano sea una época de descanso y diversión para padres y pequeños.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Call Now Button